miércoles, 25 de noviembre de 2015

MIGUEL ARISTEGUIETA


El apellido de Aristiguieta lo sembraron en Guayana dos de las nueve musas caraqueñas que a finales del siglo dieciocho deslumbraron con su gracia y belleza a un grupo de nobles franceses. Se llamaban Teresa de Jesús y Maria Belén Jerez Aristiguieta, radicadas en Angostura en 1818, luego de caída esta en manos de los patriotas.
    Las nueve musas caraqueñas, rebosantes de juventud y belleza eran el orgullo de Miguel Jerez de Aristiguieta Lovera y Josefa Blanco Herrera, mantuanos caraqueños emparentados con la familia Bolívar.
    Maria de las Mercedes, Rosa Maria de Jesús, Maria Begoña, Francisca Fulgencio, Teresa de Jesús, Maria Belén, Josefa Maria, Maria Antonia Petronila y Manuela Josefa participaban muy activamente en la vida social caraqueña y en ocasiones privilegiadas las conocieron importantes personalidades venidas de Europa, entre ellas, los nobles franceses, príncipe de Broglie, el conde de Segur y Luis Alexandre Berthier, quienes visitaron caracas en 1783 y quedaron de ellas deslumbrados.
    Además de las nueve musas como grupo famoso de la Caracas que discurrió entre 1783 y 1790, hubo en el matrimonio de Miguel Jerez de Aristiguieta con Josefa Blanco y Herrera otros cinco hijos: 3 varones, y 2 hembras no incluidas por los historiadores entre las musas porque Maria Antonia, la mayor, murió soltera en 1773, a la edad de 20 años, y la otra, Juana, murió recién nacida. El historiador Bartolomé Tavera Acosta refiere en sus Anales de Guayana que el matrimonio  Jerez Aristiguieta – Blanco y Herrera tuvo otra hija de nombre Soledad, la presunta madre de Manuel Piar con un príncipe de Braganza, pero el también historiador Lino Duarte Level lo desmiente al decir que esta joven Soledad no era hermana de las musas sino prima y que su embarazo no fue del príncipe sino de Marcos Ribas, padre del prócer José Félix Ribas.
    Lo cierto es que hasta ahora los historiadores no han encontrado documento público fehaciente de la existencia de esta Soledad Jerez Aristiguieta, aunque sí este nombre aparece mucho después en descendientes de las musas.
    Mercedes, Begoña y Francisca se casaron el mismo día, 28 de octubre de 1775, respectivamente con los hermanos Pedro, Juan y Martín Iriarte Echeverría, nativo de Navarra, España, dedicados al comercio en caracas y la guaira; Rosa al año siguiente con el subteniente Sevillano José de Castro y Araoz; Josefa, con su primo hermano capitán de milicias Antonio Palacios Jerez Aristiguieta; Manuela, con Miguel de Zárraga y Caro, natural de Santo Domingo; Antonia, con Antonio Sausa, natural de Galicia, pero a poco enviudo y volvió a contraer nupcias con el canario Bernardo Blanco Strickland. De este segundo matrimonio, una de las hijas, Carlota, se caso con Antonio Leocadio Guzmán y nació Antonio Guzmán Blanco.
    Las otras dos musas, vale decir, las que iniciaron el tronco de los Aristiguieta en Guayana, son Teresa y Maria Belén. Teresa se caso con Antonio Soublete, y tuvieron once hijos, entre ellos, Carlos Soublete, general de la Independencia y Presidente de Venezuela; Soledad, casada con el edecán del Libertador, Daniel O’ Leary; Concepción, casada con el también edecán del Libertador, Julián Santamaría e Isabel, casada con Juan Bautista Dalla-Costa, el viejo y Antonio, casado con Luisa de Heres, hermana del general Tomás de Heres.
   Maria Belén se desposo en caracas con el capitán del cuerpo de artillería del ejército Español Joaquín Pérez y Navarte, natural de Vizcaya, pero a los 12 años de casada fue demandada por adulterio y defendida favorablemente por el jurisconsulto Miguel José Sanz.
    Antonio Soublete muere en 1813 y en julio del año siguiente cuando se pierde la segunda República y se produce la emigración de Oriente, Teresa con varios de sus hijos menores, toma un barco en el puerto de La Guaira junto con su hermana Maria Belén, quien también había enviudado con una única hija de nombre Soledad. Su destino era las Antillas, a donde le había aconsejado que emigrara su hijo Carlos Soublete, quien ya era coronel y peleaba a favor de la independencia al lado de Bolívar y Ribas. Ese año, en la batalla de San Mateo, muere su hijo Juan y antes en la Batalla de la Victoria de 1812 había muerto Martín, otro de sus hijos.
    La embarcación donde Teresa y Maria Belén emigraban fue abordada en alta mar por un barco corsario realista y tanto la tripularon como los numerosos pasajeros fueron despojados de sus prendas de valor. Todas maltrechas llegaron a Haití donde fueron socorridas por la colonia venezolana exiliada y protegida del General Petión.
    En 1816, Carlos Soublete se les une en Haití donde se refugian los líderes patriotas encabezados por Bolívar para organizar la Expedición de los Cayos cuyos movimientos desde Margarita, Ocumare de la Costa  y Carúpano conducen indefectiblemente a Guayana. En julio de 1817 ya la provincia del Orinoco esta en podes de los patriotas y en 1818 Teresa y Maria Belén se residencian definitivamente en Angostura donde queda con ellas sembrado para siempre el apellido Aristiguieta.
    Teresa llegó a Angostura en los primeros días de 1818 con sus hijos Antonio, Isabel, Soledad y Concepción Jerez Aristiguieta. Antonio se caso en Angostura con Luisa de Heres, hermana del General Tomás de Heres e Isabel con el comerciante veronés Juan Bautista Dalla Costa, 22 de marzo de 1818, y de ese matrimonio nacieron siete hijos, entre ellos el prócer civilista Juan Bautista Dalla Costa Soublete, quien ejerció varias veces la gobernación de Guayana.
    Sus otras dos hijas, Soledad y Concepción se fueron a vivir a Bogotá y el 21 de febrero de 1828 Soledad se caso con Daniel Florencio O’leary, a quien había conocido en Angostura siendo miembro de la Guardia de Honor del Libertador mientras Concepción contrajo matrimonio con el colombiano Julián Santamaría, siendo éste edecán de Bolívar.
    Teresa falleció en Angostura el 18 de octubre de 1833 y su viudo Juan Bautista Dalla Costa volvió a contraer nupcias con otra descendiente de la familia, Belén Fortique Soublette Aristiguieta, hija de una hermana del general Carlos Soublette.
   La otra rama del tronco genealógico se extendió a la Angostura del Orinoco en 1834 a través de un biznieto del padre de las musas. Se trata de Miguel Aristiguieta, nacido en cumana el 17 de noviembre de 1819, hijo de don Miguel Jerez Aristiguieta Palacios y de doña Josefa Alcalá Alcalá.
 Miguel Aristiguieta Alcalá (sin el Jerez, eliminado a partir de la fundación de la Republica) llegó a Guayana como secretario del Gobernador Francisco Avendaño. En Angostura se radicó desde entonces y aquí contrajo matrimonio con Justa Contasti, hija del prócer de la independencia, coronel Ramón Contasti. Luego llegaron sus hermanos Rafael, quien se casó con Isabel Bermúdez Sayol; Luis, quien contrajo matrimonio con Helena Grillet de Calderón; Pedro, empedernido soltero y el canónigo Leandro Aristiguieta, quien vino en calidad de diácono acompañando al obispo de la diócesis, Mariano Fernández Fortique.
    Leandro Aristiguieta Alcalá se recibió de sacerdote (1848) en la Catedral de Ciudad Bolívar y llego a ser Dean de la misma así como Vicario Capitular de la diócesis de Guayana. Durante su vicariato se termino de construir la Torre de la Catedral e igualmente se levanto el Templo de Santa  Ana. Miguel Aristiguieta Alcalá enviudo y contrajo nuevo enlace en 1867 con Avelina Contasti, hermana de su primera esposa. Llego a ser Ministro de Hacienda y Gobernador provisional del Estado en tiempo de los Azules. Falleció en Ciudad Bolívar el 28 de diciembre de 1889. Tuvo siete hijos, entre ellos, Miguel Isaías Aristiguieta, excelente pintor, revolucionario, pionero de la fotografía en Guayana. Casado con María Grillet, ambos padres de Tomás, Víctor y Miguel Ángel, seguidores de la trayectoria de su padre.
    Su hermano Luis Aristiguieta Alcalá, casado con Helena Grillet de Calderón, tuvo varios hijos, entre ellos: Luis Aristiguieta Grillet, quien para 1885 tenia un taller de fotografía en la calle Bolívar 2; presidente en 1909 de la sociedad pro el idioma Esperanto y uno de los fundadores de la revista “Horizonte”.
    Carlos Aristiguieta y Grillet casado con Juana Serrano, padres de Angel Luis Aristiguieta Serrano, a la vez, padre de la poeta Iris Aristiguieta, actual secretaria de monseñor Samuel Pinto Gómez
    José Aristiguieta Grillet quien lo mismo que su tío Leandro Aristiguieta Alcalá, se ordenó de sacerdote y fue destinado a la iglesia parroquial de Upata, donde ahorcó los hábitos, deslumbrado por la belleza teutónica de Cecilia Huguenin, con quien contrajo matrimonio desafiando la excomunión de que fue objeto. De este matrimonio del padre José con la upatense de sangre alemana Cecilia, nació Enrique Aristiguieta Huguenin, padre del periodista Enrique Aristiguieta. Así mismo nació Concepción Aristiguieta Huguenin, esposa del medico y poeta J.M. Agosto Méndez, padres de Maruja Agosto Aristiguieta, docente y activa dirigente de COPEI. También José Luis Aristiguieta Hugueniz, maestro ejemplar de varias generaciones fallecido el 6 de diciembre de 1952. Fue director de la escuela Heres.
   Miguel Aristiguieta Grillet casado con Manuela Molina, quienes luego de graduarse de bachiller en el Colegio Federal de Varones se radicaron en Caracas donde fundaron la fábrica de sombreros “Britania” que se extendió a Colombia, Puerto Rico y Panamá. Raimundo fundó en Ciudad Bolívar el quincenario “El Olimpo” (1911) y Manuel en 1904 compuso el vals “Ciudad Bolívar” dedicado a Ginesita Plaza Ponte.
    Rafael Aristiguieta Alcalá, casado con Isabel Bermúdez de Castro y sayol. De este matrimonio nacieron numerosos hijos, entre ellos, Isabel Aristiguieta Bermúdez de Castro, esposa de su primo José M. Bermúdez de Castro Grau, quien gobernó al Estado Bolívar durante el trienio 1883-1885 y contra el cual el comandante de armas Juan Carlos Loreto consumó el asalto al poder llamado popularmente “La Catorcera”. Un mes después del asalto falleció su esposa Isabel.
    De este matrimonio descienden directamente Leandro  Aristiguieta Bermúdez, quien tuvo cinco hijos entre ellos el doctor Leandro Aristiguieta, fundador del Jardín Botánico del Orinoco y la poeta Jean Aristiguieta, quien nació en Guasipati el 31 de julio de 1925. Su densa obra, unas cuarenta, ha sida traducida al Griego, Francés, Hebreo, Inglés, Italiano, Ruso y Portugués. Entre ellas destacan “Árbol de Fuego y Guasipati”, vitral de hechizos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada