lunes, 23 de noviembre de 2015

LINO DUARTE LEVEL a 152 años de su muerte


Guerrero, historiador, políglota, periodista y político destacado durante la dominación liberal. Nació en Angostura el 11 de enero de 1864 y falleció exiliado en Puerto Rico en junio de 1929.
Hasta no hace mucho creíamos que Lino Duarte Level había nacido en San Fernando de Apure. Al menos así lo han dado a conocer historiadores como Augusto Mijares; sin embargo, el señor Julio Portillo, hombre destacado del Zulia, columnista de “El Nacional”, verifico recientemente en los archivos de la Curia de Guayana el lugar y fecha exacta de su nacimiento. Dice el libro de registros que nació en Angostura el 11 de enero de 1846.
    Fueron sus padres Lino Duarte Brito y Melchora Level, hija de Andrés Level de Goda y María Ascensión Bermúdez. El primero, magistrado, jurista, político y periodista cumanés y la segunda, hermana del General José Francisco Bermúdez, primer gobernador militar de la Angostura republicana.
    Debemos decir que para la época, Cumaná tenía una relación fluida y muy estrecha con Angostura. Vivian aquí muchos vecinos de la Nueva Andalucía, entre ellos, Andrés Eusebio Level, hermano de Melchora y casado a la vez con una hermana de Lino Duarte Brito. Andrés Eusebio fue el primer vicerrector catedrático de gramática castellana que tuvo el Colegio Nacional de Guayana en 1840 cuando se inauguró. El era casado con una hermana de Lino Duarte Brito de cuya unión nació Lino Level Duarte, quien estudio en el Colegio Nacional  hasta graduarse de doctor en Ciencias Políticas en septiembre de 1894 y el cual suele confundirse con Lino Duarte Level.
    ¿Dónde estudio Lino Duarte Level? En la lista de egresados del Colegio Federal de Guayana no aparece, ni siquiera sus descendientes lo saben pues nada dicen al respecto en la presentación de “Historia Patria”, cuarta edición del año pasado llevada a feliz término por iniciativa de su bisnieto Andrés Duarte Vivas, con prólogos de Ramón J. Velásquez y Augusto Mijares.
    Es raro que en la biblioteca de “Anales de Guayana”, Tavera Acosta no haya utilizado el libro “Historia Patria” de Lino Duarte Level, en cambio cita su artículo “Una Casa Solariega” publicado en “El Universal” de Caracas en 1910 y el cual fue agregado junto con otros a la reciente edición.
   “Historia Patria”, de Lino Duarte Level, apareció por primera vez en 1911, editada en la Tipografía Americana de Caracas, tres años antes de la publicación (1913) de “Anales de Guayana”. La segunda edición de “Historia Patria” fue publicada por Rufino Blanco Bombona en la Editorial América de Madrid (1917) y la tercera en 1972 por su hijo Carlos Duarte Level.
    Esta última y cuarta edición es más completa pues se añaden unos 15 trabajos o crónicas publicados en la revista “El Cojo Ilustrado” y los periódicos “La Restauración Liberal” y “El Universal”.
    Subrayamos para los habitantes del Orinoco los temas de la conquista de Guayana referidos a los aborígenes, descubrimiento, la colonización y las misiones.
    Existe aquí una disquisición sobre la fundación de Santo Tomás o Santo Tomé de la Guayana que Tavera Acosta, el mismo año 1911 cuando salió la primera edición de 473 páginas, refuta en el diario “El Luchador” del 10 de noviembre. Dice que Lino Duarte Level en su “Historia Patria” que Gumilla copió a Caulín cuando afirma que Santo Tomás de la Guayana fue fundada en 1576 y destruida por los holandeses en 1579. Tavera Acosta sostiene lo contrario: que fue Caulín quien se hizo cargo del error de Gumilla, pues este estuvo antes por las regiones del Meta y el Orinoco desde 1717 hasta 1737, es decir, antes y escribió su libro “Historia de las Naciones del Orinoco” en 1740-42, la cual publicó en Madrid la primera parte en 1741, y luego la edición completa en 1745. Caulín por su parte, vino a  Venezuela años después formando parte de la XII Misión y escribió su obra de la Nueva Andalucía en 1754-59, la que publicó por primera vez en 1779, por lo tanto, vendría a ser él quien copió a Gumilla y no a la inversa.
    Lino Duarte Level sí señala con acierto otros errores y son los que se refieren a la afirmación de Caulín. Según la cual Diego de Ordaz fundo una ciudad en Guayana en 1551 siendo que éste para la fecha no existía pues había muerto envenenado en 1532. Por otra parte, Caulín escribe que el rey autorizó a Fernández de Serpa para conquistar la Guayana en 1578 y Serpa estaba muerto para 1570.
    Lo verdadero de todo esto es que antes de 1595 no se fundo ninguna Ciudad en el Orinoco ni en el Caroní. Incluso Tavera Acosta yerra cuando dice que Santo Tomás fue fundada en 1593. En 1593, 23 de abril conforme a copia de acta que reposa en nuestro poder, sólo ocurrió la ceremonia de la toma de posesión de la Provincia de Guayana y el Dorado a nombre del Rey Felipe, mediante el ritual que entonces se estilaba con la cruz y la espada. La Ciudad realmente comenzó a fundarse el 21 de diciembre de 1595, día de Santo Tomás Apóstol, en las tierras de los guayanos cedidas por el Cacique Morequito, justamente donde todavía moran las fortalezas San Francisco y el Padrastro. Es entonces cuando realmente comienza en firme el poblamiento de Guayana con Santo Tomás como capital de la Provincia y la cual se sostiene en el tiempo con sus vicisitudes y traslados hasta estabilizarse en la Angostura del Orinoco, hoy con el nombre de Ciudad Bolívar.
       Lino Duarte Level critica a los historiadores en general de los primeros tiempos por la serie de datos falsos que han venido a traer confusiones. Para él no fueron escritores imparciales, por ejemplo, al tratar de los indios. Los padres Simón, Gumilla y Caulín que aportaron tantos datos acerca de los primitivos pobladores, dice Duarte Level que se dejaron dominar por el fanatismo religioso de la época, además de haberse cuidado poco de las fechas y de las citas y que una cita falsa de fray Simón, al fijar los límites a las misiones capuchinas en Guayana, dio lugar a una rectificación por parte de Inglaterra, pues nuestro gobierno se apoyaba en la frase “Hasta el Esequibo” puesta por Simón, frase que no existía en el original.
    El tema de los aborígenes de Guayana lo trata muy bien Lino Duarte Level en su “Historia Patria”, concluyendo en que los primeros habitantes del macizo fueron Arucas, descendientes de le raza Tupis, primeros pobladores de la América del Sur. Los Arucas se tienen como inventores de la hamaca, propagadores del cultivo del tabaco, el maíz y como artesanos de la cerámica, diseminaron su lenguaje por toda Suramérica y de él derivan, entre muchos, estos americanismos tan cotidianos en nuestro vocabulario: Ají, batea, caracol, conuco, hamaca, maíz, hico, sabana, tabaco.
    La raza Caribe o Calina que terminó desplazando a los Arucas, según lo da a entender Lino Duarte Level, vino del Sur, entrando por el Amazonas y Río Negro hasta hacer contacto con el Orinoco e invadió a Las Antillas desde Venezuela y no al contrario como se ha venido sosteniendo.
     Lino Duarte Level, pintado por Augusto Mijares como hombre de equilibrado carácter, era un intelectual de ancestro que dominaba cuatro idiomas, todo lo cual le permitió viajar, muchas veces exiliado, y hacer contacto con otras culturas, pero sobre todo hurgar en archivos donde siempre encontraba bibliografías que utilizaba para reforzar sus trabajos políticos y de investigación histórica de los que dieron cuentan “El Monitor Liberal” que fundó en caracas en 1898 junto con Delfín Aguilera y Gabriel Muñoz; “El Cojo Ilustrado” (1892-1915), “La Restauración Liberal” (Caracas, 1900-1905), “El Universal”(Caracas, 1909) y “Horizontes”(Ciudad Bolívar, 1889-1914).
    Lino Duarte Level contrajo matrimonio tres veces (Belén Otero Coll, Luisa Level Blanco e Isabel Level Blanco) con las cuales tuvo cinco hijos (Luis Augusto y Lino Duarte Coll; Luisa Antonia y Andrés Duarte Level y Carlos Duarte Level).
    Las ideas políticas liberales que profesaba desde que ingresó a la Masonería donde alcanzo el grado 33, lo llevaron a tomar parte activa en las guerras internas entre facciones de caudillos que en Venezuela se disputaban el poder. Así lo vemos al lado del general Antonio Guzmán Blanco imponiéndose contra Los Azules liderizados por José Tadeo Monagas. Por lo tanto, participó en la revolución de abril de 1870 que llevó al poder a Guzmán Blanco, alcanzando el rango de General. Fue portavoz de una solicitud de gracias ante Guzmán Blanco para que este desistiera del fusilamiento del Matías Salazar, pero no tuvo éxito.
    Su carrera política y militas se puede decir que comienza al lado del General Antonio Guzmán Blanco y proseguirá, conspirando contra el presidente Joaquín Crespo, combatiendo al presidente Cipriano Castro y adversando al general Juan Vicente Gómez.
   Durante ese trayecto se desempeño como Secretario General del presidente de la República, general Antonio Guzmán Blanco, como Gobernador del Distrito Federal, Secretario de Gobierno del Estado Carabobo (1887). Ministro ENCARGADO DE Relaciones Interiores (1880), Cónsul General en Trinidad (1875-1876 y 1888), Ministro encargado de Relaciones Exteriores (1882), Ministro Plenipotenciario y Enviado Extraordinario ante el Reino de Holanda, Intendente de Minas de la República y Miembro del Congreso Nacional.
    Exiliado durante el gobierno autocrático de Cipriano Castro toda vez que lo combatió a través de la Guerra Libertadora de la que formó parte del Estado Mayor, regresó a Venezuela en 1908. Entonces fue designado Secretario del Primer Congreso Bolivariano reunido en Caracas en 1911 y Jefe del Protocolo del Ministerio de Relaciones Exteriores en ese mismo año.
    Permaneció en el país hasta 1918 cuando decidió refugiarse en Puerto Rico, unido al gripo de conspiradores que en esa isla rodeaban la figura del Mocho Hernández, después que las cosas no anduvieron bien con el presidente Gómez. En Puerto Rico terminaron sus días, siempre activo, investigando y escribiendo con su estilo claro y directo de periodista de pensamiento liberal y revolucionario. Allí falleció el 20 de junio de 1929, a la edad de 83 años.


No hay comentarios:

Publicar un comentario